sábado, 7 de septiembre de 2013

El Papa Francisco no esta de acuerdo con la teologia de la liberacion.

La publicacion de un articulo sobre la teologia de la liberacion en el "Ossevatorio Romano", publicado semanalemente por el vaticano, ha sido un fuerte acontecimiento por varios analistas. Unos pretiendo que el Papa Francisco se estaba acercando de esa teologia, el que quiere "una iglesia cerca de los pobres". Pero rapidemente varios periodistas escribieron para contradecir eso, y confirmar que la teologia de la liberacion esta rechazada por Francisco.

El dia 4 de septiembre de 2013 se publico en el "Osservatorio Romano" un largo articulo sobre la teologia de la liberacion, pagina 4-5 : "Nel libro «Dalla parte dei poveri. Teologia della liberazione, teologia della Chiesa»" (En el libro: "desde el lado de los pobres: "Teologia de la liberacion, teologia de la Iglesia"). 


El diario del Papa incluye varios fragmentos de esta obra, así como las opiniones del religioso peruano sobre la pobreza y en contra del "neoliberalismo económico" y de la "deshumaniación de la economía".

L'Osservatore Romano es el periódico nacional de la Ciudad del Vaticano. Provee cobertura de todas las actividades públicas del Papa, publica editoriales escritos por miembros importantes del clero de la Iglesia Católica, e imprime documentos oficiales después de ser autorizados. Se define a sí mismo en cabecera como un «periódico diario político-religioso» 

El periódico de la Santa Sede, retomo de esta manera una corriente teológica marginada desde hace tiempo por los casos en los que se mezclaba con la ideología marxista, y que fue perseguida durante décadas primero por Juan Pablo II y posteriormente por Benedicto XVI, quien sin embargo nombró al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, a Gerhard Ludwig Müller, amigo y seguidor de Gustavo Gutiérrez.

"La aportación de Gustavo Gutiérrez han hecho evidente una cosa para nosotros que nos encontramos aquí en Europa -subraya el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe-, la injusticia en el mundo es un factor que permanece y que solo puede ser superado con la disponibilidad de todos los hombres para dirigir la mirada hacia Cristo". Tal vez esta decisión del periódico del Papa contribuya a reparar otra injusticia, en esta ocasión teológica. El tiempo dirá.



Pero, el vaticanista Sandro Magister advirtió que el libro escrito por Mons. Gerhard Ludwig Müller - Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe – y el teólogo peruano Gustavo Gutiérrez, no puede ser considerado como una reconciliación entre el magisterio de la Iglesia con la teología de la liberación, pues esta corriente ideológica ha sido severamente criticada por el Papa Francisco y sus predecesores.


En un artículo publicado en Espressonline.it, el vaticanista se refirió al libro “Desde el lado de los pobres. Teología de la liberación, la teología de la Iglesia”, publicado en 2004 en Alemania sin suscitar una emoción especial, pero cuya “reimpresión italiana ha sido saludada por algunos como un viraje histórico, como si fuese la firma de un tratado de paz entre la teología de la liberación y el magisterio de la Iglesia”. Extractos del libro fue publicado en el diario Osservatore Romano, y el proximo domingo 8 de septiembre Gustavo Gutiérrez y Gerhard Ludwig Muller presentaran juntos la edicion italiana de ese libro.
En el texto, Magister recordó que Müller fue alumno y admirador de Gutiérrez, y que su nombramiento por Benedicto XVI como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe causó sorpresa, teniendo en cuenta que el entonces Cardenal Joseph Ratzinger, cuando era responsable del dicasterio, publicó en 1984 y 1986 dos instrucciones con las que Juan Pablo II sometió a la teología de la liberación a una crítica muy severa por sus “graves desviaciones ideológicas” que traicionan “la causa de los pobres".

“Pero evidentemente -indicó Magister- Ratzinger consideraba aceptable la lectura que Müller hacía de las posiciones de Gutiérrez, ya que no sólo lo ha hecho prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, sino que le ha confiado también el cuidado de la edición completa de sus obras teológicas, que en alemán ya ha llegado casi a la mitad de la impresión”.

Sin embargo, advirtió el vaticanista, para Mons. Müller la teología de la liberación debe contarse “entre las corrientes más significativas de la teología católica del siglo XX”, tal como escribe en el libro a publicarse; donde afirma que "sólo por medio de la teología de la liberación la teología católica ha podido emanciparse del dilema dualista del más acá y del más allá, de la felicidad terrenal y la salvación ultraterrena”.

La posición de Francisco

En su artículo, Magister advirtió que “la frase del Papa Francisco: ‘Sueño con una Iglesia pobre y para los pobres’ ha sido asumida por muchos como la coronación de esta absolución de la teología de la liberación”, algo alejado de la realidad.

“El mismo Jorge Mario Bergoglio no ha ocultado jamás su desacuerdo con aspectos esenciales de esta teología. Sus teólogos de referencia no han sido jamás Gutiérrez, ni Leonardo Boff, ni Jon Sobrino, sino el argentino Juan Carlos Scannone, quien elaboró una teología, no de la liberación sino ‘del pueblo’, centrada sobre la cultura y la religiosidad de la gente común, en primer lugar de los pobres, con su espiritualidad tradicional y su sensibilidad por la justicia”, recordó.

En ese sentido, señaló que un año después de la publicación del libro de Gutiérrez y Mons. Müller, el entonces Arzobispo de Buenos Aires expresó que “con el derrumbe del imperio totalitario del 'socialismo real', esas corrientes [de pensamiento] quedaron sumidas en el desconcierto, incapaces de un replanteamiento y de una nueva creatividad. Sobrevivientes por inercia, aunque haya todavía hoy quienes las propongan anacrónicamente”.

“A juicio de Clodovis, el hermano de Leonardo Boff -indicó Magister-, el acontecimiento que signó el adiós de la Iglesia Católica latinoamericana a lo que quedaba de la teología de la liberación fue la Conferencia continental de Aparecida, en el año 2007, inaugurada por Benedicto XVI en persona y con su protagonista el cardenal Bergoglio”.

Clodovis Boff, quien pasó de exponente de la teología de la liberación a uno de sus críticos más incisivos, advirtió en 2008 que “el error ‘fatal’” de esta corriente “es colocar al pobre como ‘primer principio operativo de la teología’, sustituyendo a Dios y a Jesucristo”.

"La 'pastoral de la liberación' se convierte en un brazo entre tantos de la lucha política. La Iglesia se asimila a una ONG y así se vacía también físicamente, ya que pierde operadores, militantes y fieles. Los 'de afuera' experimentan escasa atracción por una 'Iglesia de la liberación', porque para la militancia disponen ya de diversas ONGs, mientras que para la experiencia religiosa tienen necesidad de mucho más que una simple liberación social", indicó Clodovis.

En ese sentido, Magister añadió que “el peligro que la Iglesia se reduzca a una ONG es una señal de alarma que el papa Francia lanza repetidamente. Sería engañoso olvidarlo, al llevar a cabo hoy la relectura del libro de Müller y Gutiérrez”


Mas informacion:

Mas informacion:


"Se nota un cambio de actitud hacia la teologia de la liberacion"
Entrevista a Jeffrey Kaliber


Este miércoles 4 de septiembre, L'Osservatore Romano, publicación oficial de la Santa Sede publicó un especial de dos páginas sobre la Teología de la Liberación, con artículos del padre Gustavo Gutiérrez, Gerhard Müller, y Ugo Sartorio. El padre Klaiber nos explica el significado de este hecho.

¿Cuál es la importancia de este hecho?

Se puede notar un cambio de actitud, es una nueva manera más positiva de ver América Latina y la teología del padre Gustavo Gutiérrez enfatizando los aspectos positivos. En ese sentido es un cambio de tono y de actitud ya no con las reservas de antaño, sino diciendo que está bien.

¿A qué se debía el recelo?

Muchos decían que hay una inspiración marxista, con todo el temor frente al mundo comunista. Luego hubo grupos de derecha en la Iglesia que no podían concebir la idea de entrar en diálogo con el mundo. Pero en el fondo no hay elementos marxistas en la teología del padre Gustavo Gutierrez, solo fueron los grupos de la derecha quienes acusaron injustamente. En ese sentido, hay ciertas banderas detrás: el temor de acercar plenamente de aceptar el llamado de ir hacia los pobres, el cambio de actitud hacia la manera de practicar la justicia, etc.

¿Cuál es el mensaje clave de la Teología de la Liberación?

En esencia, el mensaje es que Dios está con los pobres y por tanto la Iglesia tiene que estar con los pobres, lo que es una idea fundamental.

Es una idea que incluso viene de la práctica de Jesús, según el Nuevo Testamento.

El padre Gustavo Gutierrez contaba una vez que venían alumnos a preguntarle qué es la Teología de la Liberación. El contestaba: “hay que leer la Biblia y allí está”.

Entonces, es una buena noticia

Antes practicamente se había silenciado a la Teología de la Liberación. Primero se cuestionaba, luego se aprobó y nunca tocó el tema, como si fuera un tema prohibido. Muchos pensaban que era así. Con lo que ha ocurrido hoy, obviamente Roma quiere decir que sí es una teología legítima, buena. Así como el antiguo tomismo de Santo Tomás de Aquino. Claro que también puede ser objeto de críticas, como cualquier otra tendencia.

No obstante, puede haber resistencia de algunos sectores.

Siempre hay. Siempre hay cierta prensa que condena a la Teología de la Liberación y grupos que no quieren leer lo que está delante de sus ojos. Siempre van a interpretar la Iglesia a su manera.

Es una lucha que el Papa asume.

El Papa, obviamente, no siente ninguna afinidad hacia el marxismo. Es más bien un papa pastoral que dice que hay que tomar a los pobres muy en cuenta e ir a ser pobres, ver sus problemas, entenderlos porque Dios está allí. Dios también está en los ricos, nadie va a negar esto, pero de una manera preferencial está en los pobres.

¿Hubo algún acercamiento anterior del Papa Francisco a la Teología de la Liberación?

Cuando era arzobispo en Buenos Aires participó en un panel sobre la Teología de la Liberación durante la presentación de un libro de un teólogo donde habló muy favorablemente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario