jueves, 22 de agosto de 2013

Articulo de prensa frente a la detencion del Padre Manuel en colonia Puebla


Mantienen retenido a párroco de Chenalhó, intentan lincharlo

Comparte esta nota
    En Chenalhó católicos señalan que grupos paramilitares de 1997 se están reorganizando. Foto: Amalia Avendaño/Chiapas PARALELO
    En Chenalhó católicos señalan que grupos paramilitares de 1997 se están reorganizando. Foto: Amalia Avendaño/Chiapas PARALELO
    Indígenas evangélicos golpearon, amarraron y amenazan con linchar al párroco católico de San Pedro Chenalhó, en los Altos de Chiapas, por la disputa del terreno donde construyen un  templo, informó el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas.
    La diócesis de San Cristóbal solicitó la intervención de las autoridades para que  sea rescatado el sacerdote Manuel Pérez Gómez quien se encuentra “detenido por un grupo de personas, golpeado y llevado a la escuela de la comunidad donde lo tienen amarrado y amenazado con rociarle gasolina”.
    La fuente informó que al momento de la agresión a las 13.30 horas, el religioso tsotsil estaba en la ermita católica de la comunidad “Puebla” del municipio de Chenalhó cuando fue detenido por  el grupo de indígenas evangélicos.
    El organismo explicó que Pérez Gómez, responsable de la parroquia del municipio llegó a la comunidad con autoridades estatales participando en el proceso de distensión del conflicto agudizado desde hace 4 meses por la posesión del terreno donde construyen su iglesia los católicos pero los evangélicos reclaman como suyo.
    Este  conflicto religioso ha generado en los últimos cuatro meses enfrentamientos a golpes, el desplazamiento de 5 católicos,  por las agresiones de los evangélicos que los acusaron de pretender envenenar el manantial de agua.
    Además de varias peregrinaciones religiosas para pedir  la devolución del terreno, el párroco acompañó un día antes con otros activistas de derechos humanos al grupo de desplazados que pretendía retornar a sus hogares pero de manera violenta se los impidieron los evangélicos, afirmó  el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas.

    La liberación
    A las 9 de la noche, luego de permanece retenido por más de 7 horas, fueron liberados el párroco de Chenaló, Manuel Pérez Gómez y tres funcionarios.
    El acuerdo para que los liberaran se logró con la intervención de funcionarios de la Secretaría general de gobierno quienes llegaron a la comunidad acompañados para dialogar con los evangélicos momentos después de la retención de las 3 personas.
    El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas emitió la tarde de este miércoles una acción urgente relatando que a las 13.30 horas un grupo de evangélicos “golpearon, amarraron y amenazaban con rociarle gasolina”  al sacerdote quien ha encabezado varias manifestaciones para exigir que devuelvan el terreno del templo católico.
    Junto con el religioso fueron retenidos el delegado de Gobierno en Chenalhó, Alonso Méndez; el síndico municipal Andrés Gómez Vázquez y Javier García, de la  Subdirección de Asuntos Religiosos, quienes habían asistido al lugar para conciliar con los evangélicos una solución al conflicto que inició en abril pasado.
    Pero los evangélicos encabezados por el presidente del comisariado ejidal que también es pastor presbiteriano Agustín Cruz Gómez, los retuvieron hasta las 9 de la noche.
    Operadores políticos de la Secretaria de Gobierno, se reunieron con los evangélicos por varias horas logrando concretar la liberación hasta las 9 de la noche, en tanto en la cabecera municipal de Chenalhó se concentró un centenar de  policías estatales.

    La Jornada

    Pobladores retienen a párroco de Chenalhó; amagan con rociarle gasolina

    Manuel Pérez Gómez se encontraba en el ejido Puebla con autoridades del gobierno de Chiapas “para la firma de un oficio, como parte del proceso de distensión que empezó días previos con las autoridades del ejido”, reportó el Frayba.
    Hermann Bellinghausen, enviado
    Publicado: 21/08/2013 17:02
    San Cristóbal de las Casas, Chis. Esta tarde, aproximadamente a las 13:30 horas, fue detenido y golpeado en el ejido Puebla el párroco de San Pedro Chenalhó, Manuel Pérez Gómez. Según la información disponible, el sacerdote católico fue detenido por un grupo de personas, golpeado y llevado a la escuela donde lo tienen amarrado y amenazado con rociarle gasolina.
    El párroco Pérez Gómez se encontraba en el ejido Puebla con autoridades del gobierno del estado de Chiapas “para la firma de un oficio, como parte del proceso de distensión que empezó días previos con las autoridades del ejido”, reporta el Frayba. Cuando se encontraba en la ermita de la comunidad fue capturado y agredido por pobladores pertenecientes a las religiones presbiteriana y evangélica, que han agredido a los católicos en las semanas recientes.
    “Por la gravedad de la situación”, el centro de derechos humanos “exige que se proteja y garantice el derecho a la vida, seguridad e integridad personal de Pérez Gómez y que se le ponga en libertad inmediatamente”.
    El hecho incrementa la tensión en el ejido, desatada a partir de la liberación de los paramilitares responsables de la masacre de Acteal, y la reaparición de algunos de ellos en la región (Puebla, Los Chorros, Quextic).
    Hasta el momento, el sacerdote no ha sido liberado.

    No hay comentarios.:

    Publicar un comentario